11.7 C
Las Varillas
miércoles, mayo 18, 2022

VIOLENCIA DE GÉNERO: DETUVIERON A UN HOMBRE POR AGREDIR A SU PAREJA

El sábado por la noche, alrededor de las 23 hs , se produjo un hecho de violencia familiar en una vivienda de calle Santa...
elfortin

Últimas Noticias

A 40 AÑOS MALVINAS: PRESENTARÁN UN LIBRO Y REALIZARÁN HOMENAJE AL SOLDADO VARILLENSE JORGE LUDUEÑA

En 2022 conmemoramos los 40 años de la gesta de Malvinas. El pasado 2 de abril se realizaron los actos centrales pero durante este...

EL LUNES SE INFORMARON 9 CASOS DE COVID

El día lunes se realizaron 59 test AG de los cuales, 9 dieron resultado positivo. Asimismo, durante la jornada 12 personas recibieron el alta...

La neurociencia descubre por qué el cerebro necesita tiempo para adaptarse al distanciamiento antisocial

Cerebro COVID-19
Los seres humanos tienen una necesidad evolutivamente cableada de socializar. Desde insectos hasta primates, mantener las redes sociales es fundamental para la supervivencia en el reino animal (Getty Images)

Con las vacunas COVID-19 funcionando y las restricciones diferenciales en los distintos países, las personas se enfrentan a desafíos de nuevas medidas en materia de comportamiento social. Pero es posible que el cerebro no esté tan ansioso por volver a sumergirse en su vida social anterior.

Las medidas de distanciamiento social resultaron esenciales para frenar la propagación de COVID-19 en todo el mundo, previniendo más de 500 millones de casos. Pero, si bien sigue siendo necesario en muchos sitios, estar separados ha afectado la salud mental de las personas.

En una encuesta realizada el año pasado, el 36% de los adultos incluido el 61% de los adultos jóvenes, informaron que se sintieron “muy solitarios” durante la pandemia. Estadísticas como estas sugieren que la gente estaría ansiosa por entrar en la escena social. Pero, a la vez casi la mitad de los estadounidenses informaron sentirse incómodos por volver a la interacción en persona, independientemente del estado de vacunación.

“El cerebro es extraordinariamente adaptable -explica Kareem Clark, asociado postdoctoral en neurociencia, Virginia Tech-. Y aunque no podemos saber exactamente por lo que han pasado nuestros cerebros durante el último año, los neurocientíficos tenemos una idea de cómo el aislamiento social y la resocialización afectan al cerebro”.

Si bien sigue siendo necesario en muchos sitios, estar separados ha afectado la salud mental de las personas (REUTERS)
Si bien sigue siendo necesario en muchos sitios, estar separados ha afectado la salud mental de las personas (REUTERS) (LISA MARIE DAVID/)

Los seres humanos tienen una necesidad evolutivamente cableada de socializar. Desde insectos hasta primates, mantener las redes sociales es fundamental para la supervivencia en el reino animal. Los grupos sociales brindan perspectivas de apareamiento, caza cooperativa y protección contra los depredadores. Pero se debe lograr la homeostasis social: el equilibrio adecuado de conexiones sociales. Las redes sociales pequeñas no pueden ofrecer esos beneficios, mientras que las grandes aumentan la competencia por recursos y compañeros. Debido a esto, los cerebros humanos desarrollaron circuitos especializados para medir nuestras relaciones y hacer los ajustes correctos, al igual que un termostato social.

La homeostasis social involucra muchas regiones del cerebro, y en el centro está el circuito mesocorticolímbico o “sistema de recompensa”. Ese mismo circuito motiva a comer chocolate cuando se desea algo dulce o entrar Tinder. Y al igual que esas motivaciones, un estudio reciente encontró que la reducción de la interacción social causa antojos sociales, produciendo patrones de actividad cerebral similares a la privación de alimentos.

Los científicos no pueden aislar a las personas y mirar dentro de sus cerebros. En cambio, confían en los animales de laboratorio para aprender más sobre el cableado social del cerebro. Afortunadamente, debido a que los lazos sociales son esenciales en el reino animal, estos mismos circuitos cerebrales se encuentran en todas las especies.

Un efecto destacado del aislamiento social es un aumento de la ansiedad y el estrés. Muchos estudios encuentran que separar a los animales de sus compañeros de jaula aumenta los comportamientos de ansiedad y el cortisol, la principal hormona del estrés. Los estudios en humanos también apoyan esto, ya que las personas con círculos sociales pequeños tienen niveles más altos de cortisol y otros síntomas relacionados con la ansiedad similares a los animales de laboratorio socialmente desfavorecidos.

Depresión COVID-19
Las personas con círculos sociales pequeños tienen niveles más altos de cortisol y otros síntomas relacionados con la ansiedad (Getty Images) (sdominick/)

“Evolutivamente, este efecto tiene sentido -dice Clark-. Los animales que pierden la protección del grupo deben volverse hipervigilantes para valerse por sí mismos”. No solo ocurre en la naturaleza. Un estudio encontró que las personas que se describen a sí mismas como “solitarias” están más atentas a las amenazas sociales como el rechazo o la exclusión.

Otra región importante para la homeostasis social es el hipocampo, el centro de aprendizaje y memoria del cerebro. Los círculos sociales exitosos requieren que los sujetos aprendan comportamientos sociales, como el desinterés y la cooperación, y que se reconozca a los amigos de los enemigos. El cerebro almacena enormes cantidades de información y debe eliminar conexiones sin importancia. Entonces, los datos que no se usan se pierden.

Varios estudios muestran que incluso el aislamiento temporal en la edad adulta afecta tanto la memoria social, como reconocer un rostro familiar, la memoria de trabajo o recordar una receta mientras se cocina. A los expedicionarios antárticos se les había encogido el hipocampo después de solo 14 meses de aislamiento social. De manera similar, los adultos con círculos sociales pequeños tienen más probabilidades de desarrollar pérdida de memoria y deterioro cognitivo más adelante en la vida. Por lo tanto, es posible que los seres humanos ya no deambulen por la naturaleza, pero la homeostasis social sigue siendo fundamental para la supervivencia. Afortunadamente, por más adaptable que sea el cerebro al aislamiento, lo mismo puede ocurrir con la resocialización.

Aunque solo unos pocos estudios han explorado la reversibilidad de la ansiedad y el estrés asociados con el aislamiento, sugieren que la resocialización repara estos efectos (REUTERS)
Aunque solo unos pocos estudios han explorado la reversibilidad de la ansiedad y el estrés asociados con el aislamiento, sugieren que la resocialización repara estos efectos (REUTERS) (ANN WANG/)

Aunque solo unos pocos estudios han explorado la reversibilidad de la ansiedad y el estrés asociados con el aislamiento, sugieren que la resocialización repara estos efectos. Una investigación, por ejemplo, encontró que los titíes anteriormente aislados primero tenían niveles más altos de estrés y cortisol cuando se resocializaban, pero luego se recuperaban rápidamente.

La memoria social y la función cognitiva también parecen ser muy adaptables. Los estudios con ratones y ratas informan que, si bien los animales no pueden reconocer a un amigo familiar inmediatamente después de un aislamiento a corto plazo, recuperan rápidamente la memoria después de la resocialización.

También puede haber esperanza para las personas que emergen de un encierro socialmente distanciado. Un estudio escocés reciente realizado durante la pandemia de COVID-19 encontró que los residentes tenían cierto deterioro cognitivo durante las semanas más duras de encierro, pero se recuperaron rápidamente una vez que se aliviaron las restricciones.

SEGUIR LEYENDO:

El distanciamiento social ya existía en la naturaleza para evitar enfermedades

Científicos investigan cómo el COVID-19 ingresa al cerebro y lo daña

Niebla mental y cefaleas permanentes: cuando el COVID prolongado es un problema diario

Latest Posts

A 40 AÑOS MALVINAS: PRESENTARÁN UN LIBRO Y REALIZARÁN HOMENAJE AL SOLDADO VARILLENSE JORGE LUDUEÑA

En 2022 conmemoramos los 40 años de la gesta de Malvinas. El pasado 2 de abril se realizaron los actos centrales pero durante este...

EL LUNES SE INFORMARON 9 CASOS DE COVID

El día lunes se realizaron 59 test AG de los cuales, 9 dieron resultado positivo. Asimismo, durante la jornada 12 personas recibieron el alta...

CÓMO SERÁN LOS SERVICIOS DURANTE EL FERIADO DEL MIÉRCOLES 18 DE MAYO

Este miércoles se realiza el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas en la Argentina. Por tal motivo, habrá restricción en los servicios municipales.El...

CENSO POBLACIONAL: HASTA MAÑANA SE PODRÁ REALIZAR DE MANERA VIRTUAL EN LOS PUNTOS DIGITALES

Este miércoles 18 de mayo se realizará el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2022. Si bien los censistas pasarán por los domicilios...

Te puede interesar

FERIADO DE SEMANA SANTA: CRONOGRAMA DE ATENCIÓN Y SERVICIOS

Con motivo de los feriados de jueves y viernes santo, habrá restricciones en los servicios y atención en las diferentes áreas municipales. ADMINISTRACIÓN: Cerrada...

COVID: EL LUNES SE DETECTÓ UN NUEVO CASO

El lunes se informó un nuevo caso de covid en nuestra ciudad. Durante la jornada se realizaron 17 test AG y 3 PCR. Al...

ESTE MARTES CONTINÚA LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN CONTRA EL COVID Y ANTIGRIPAL

Este martes 12 de abril, de 16:00 a 18:00 hs, se retoma la campaña de vacunación en el nuevo centro instalado en la intersección...

DOS JÓVENES QUE TENÍAN IMPEDIMENTO DE CONTACTO FUERON ENCONTRADOS JUNTOS EN CALCHÍN

En horas del mediodía de ayer, dos jóvenes que tenían impedimento de contacto fueron encontrados juntos en Calchín. Se trata de una adolescente de...

EL MARTES SE DETECTARON 2 NUEVOS CASOS DE COVID

Cuando ya se habían dado de alta a las dos personas con covid, el lunes volvieron a registrarse dos casos nuevos de covid y...