21.7 C
Las Varillas
sábado, abril 10, 2021

ALICIA: ENTRARON A UNA CASA Y SE LLEVARON DÓLARES

En las primeras horas del día viernes, se produjo un hecho de robo en un domicilio de Alicia. Alrededor de la 1.30, una mujer...

Últimas Noticias

OTRA MUERTE POR COVID-19 Y 38 NUEVOS CASOS

En las últimas 24 horas se registró una nueva víctima fatal por coronavirus en Las Varillas. De esta manera, ya son 19 las personas...

Claudia Villafañe pierde territorio en la administración de los bienes de Miami

La aparición mediática de Matías Morla en TV Nostra, a cuatro meses y medio de la muerte de Diego Maradona, no solo tuvo un fuerte impacto en los medios de comunicación, también ocasionó un coletazo en la Justicia, que provocó un revés judicial en una causa que el Diez le había iniciado a su exesposa, Claudia Villafañe, respecto a la compra de seis departamentos en Miami, valuados en 6.237.000 dólares. Leer también: Matías Morla liquidó a Dalma y Gianinna Maradona "Como recibimos muchas puteadas por la aparición de Morla en este programa, digo que, de golpe, la aparición de Morla aceleró todas las causas", dijo Jorge Rial en su programa de América, dándole la palabra a Marina Calabró para que desarrolle la información. "Aceleró las causas locales y las causas en el exterior. La causa de miami, la famosa causa de los departamentos. La Justicia de la Florida hizo lugar al pedido de Mario Baudry, en representación de Dieguito Fernando, Jana y Diego Jr. para ser parte de la administraci..

¿Podría el delirio del COVID-19 provocar demencia?

Demencia COVID-19
El aumento de personas con delirio producido por la pandemia ha centrado la atención en la afección y ha brindado a los científicos una oportunidad única de seguir a los pacientes y determinar si el delirio podría afectar la cognición a largo plazo y de qué manera (Shutterstock)

En su trabajo como médica en el Boston Medical Center en Massachusetts, Sondra Crosby trató a algunas de las primeras personas en su región que contrajeron COVID-19. Entonces, cuando comenzó a sentirse enferma en abril, a Crosby no le sorprendió saber que ella también había sido infectada. Al principio, sus síntomas se parecían a los de un fuerte resfriado, pero al día siguiente estaba demasiado enferma para levantarse de la cama. Luchaba por comer y dependía de que su esposo le trajera bebidas deportivas y medicamentos para bajar la fiebre. Luego perdió la noción del tiempo por completo.

Durante cinco días -advierte una investigación publicada en la revista científica Nature-, Crosby quedó sumida en una confusión, incapaz de recordar las cosas más simples, como cómo encender su teléfono o cuál era su dirección. Comenzó a alucinar, a ver lagartijas en las paredes y a oler un repugnante olor a reptil. Sólo más tarde se dio cuenta de que había tenido un episodio de delirio, el término médico formal para su desorientación abrupta y severa. “Realmente no comencé a procesarlo hasta más tarde cuando comencé a salir de él”, asegura. “No tuve la presencia de ánimo para pensar que estaba algo más que enferma y deshidratada”.

Los médicos que tratan a personas hospitalizadas con COVID-19 informan que un gran número experimenta delirio y que la afección afecta de manera desproporcionada a los adultos mayores. Un estudio de abril de 2020 en Estrasburgo, Francia, encontró que el 65% de las personas que estaban gravemente enfermas con coronavirus tenían confusión aguda, un síntoma del delirio. Los datos presentados el mes pasado en la reunión anual del American College of Chest Physicians por científicos del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, mostraron que el 55% de las 2.000 personas que rastrearon y que fueron tratadas por COVID-19 en unidades de cuidados intensivos (UCI) de todo el mundo habían desarrollado delirio. Estos números son mucho más altos de lo que los médicos están acostumbrados: por lo general, alrededor de un tercio de las personas que están gravemente enfermas desarrollan delirio, según un metanálisis de 2015.

El delirio es tan común en COVID-19 que algunos investigadores han propuesto convertir la afección en uno de los criterios de diagnóstico de la enfermedad. La pandemia ha despertado el interés de los médicos por la enfermedad, dice Sharon Inouye, geriatra del Instituto Marcus para el Envejecimiento y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, que ha estudiado el delirio durante más de 30 años.

A nurse and a patient look out a hospital room window as union nurses with the New York State Nurses Association (NYSNA) walk the picket line below after walking out on strike at Montefiore New Rochelle Hospital in New Rochelle, New York, U.S., December 1, 2020. REUTERS/Mike Segar
A nurse and a patient look out a hospital room window as union nurses with the New York State Nurses Association (NYSNA) walk the picket line below after walking out on strike at Montefiore New Rochelle Hospital in New Rochelle, New York, U.S., December 1, 2020. REUTERS/Mike Segar (MIKE SEGAR/)

Mientras los médicos enfrentan las realidades inmediatas de confusión y agitación en sus salas, Inouye y otros investigadores están preocupados por el futuro. En la última década, estudios a largo plazo han revelado que un solo episodio de delirio puede aumentar el riesgo de desarrollar demencia años después y acelerar las tasas de deterioro cognitivo en aquellos que ya padecen la afección. Lo contrario también es cierto: tener demencia aumenta la probabilidad de que alguien desarrolle delirio. Un conjunto de pasos simples, como asegurarse de que un miembro de la familia esté presente para ayudar a las personas a orientarse, puede reducir la incidencia del delirio en un 40%, pero los médicos luchan por seguir ese consejo en las salas de COVID-19.

Pero los vínculos entre el delirio y la demencia han sido difíciles de desentrañar: los investigadores necesitan seguir a los pacientes durante años para obtener resultados. El aumento de personas con delirio producido por la pandemia ha centrado la atención en la afección y ha brindado a los científicos una oportunidad única de seguir a los pacientes y determinar si el delirio podría afectar la cognición a largo plazo y de qué manera. Los investigadores han lanzado varios estudios para explorar los impactos neurocognitivos a largo plazo del COVID-19, incluida la demencia, e Inouye y otros esperan que este trabajo permita a los investigadores explorar los vínculos entre las dos condiciones en tiempo real.

Si se puede decir que la pandemia tiene un lado positivo, dice Inouye, ha sido para estimular el interés en cómo el delirio puede conducir a la demencia, y viceversa. Además, asevera Catherine Price, neuropsicóloga de la Universidad de Florida en Gainesville, la propagación de COVID-19 “ha puesto de relieve la difuminación de las líneas entre el delirio y la demencia, especialmente con más adultos mayores en nuestra población”.

Condición desatendida

Demencia
Las vulnerabilidades preexistentes, como las enfermedades crónicas o el deterioro cognitivo, pueden combinarse con factores desencadenantes, como la cirugía, la anestesia o una infección abrumadora, para provocar una aparición repentina de confusión, desorientación y dificultades de atención, especialmente en los adultos mayores (Shutterstock)

El interés de Inouye por el delirio comenzó cuando consiguió su primer trabajo como médica de medicina interna en un hospital de la Administración de Veteranos en Connecticut en 1985. En su primer mes allí, trató a más de 40 personas por una variedad de condiciones. Seis de ellos desarrollaron delirio; ninguno parecía volver a su nivel anterior de salud física y mental. Para Inouye, la conexión entre el delirio de sus pacientes y su mal pronóstico era obvia. Sin embargo, cuando confesó sus sospechas a sus jefes, ellos simplemente se encogieron de hombros. “¿Por qué está bien que los adultos mayores vayan al hospital y pierdan la cabeza?”, se preguntó la especialista. Responder a esta pregunta, dice, sería “una batalla cuesta arriba toda mi carrera”.

Poco después, comenzó una beca de dos años para estudiar la condición en profundidad. Su trabajo mostró que el delirio ocurre cuando convergen varios factores estresantes. Las vulnerabilidades preexistentes, como las enfermedades crónicas o el deterioro cognitivo, pueden combinarse con factores desencadenantes, como la cirugía, la anestesia o una infección abrumadora, para provocar una aparición repentina de confusión, desorientación y dificultades de atención, especialmente en los adultos mayores.

“El delirio ocurre fácilmente cuando el cerebro no puede compensar una situación estresante”, explica Tino Emanuele Poloni, neurólogo de la Fundación Golgi Cenci en las afueras de Milán, Italia. Los investigadores piensan que las causas biológicas subyacentes son la inflamación y un desequilibrio en los neurotransmisores, mensajeros químicos como la dopamina y la acetilcolina.

La creciente experiencia clínica de Inouye le ha enseñado que, independientemente de lo que precipite el delirio, alrededor del 70% de las personas con síntomas finalmente se recuperan por completo. Sin embargo, en el 30% que no lo hace, un episodio de delirio predice una espiral descendente durante un período de meses que conduce a un deterioro cognitivo profundo, incluso a síntomas de demencia.

Los estudios más formales han reforzado el vínculo, en diversos grados. Inouye investigó a un grupo de 560 personas de 70 años o más que se habían sometido a cirugía y observó que el deterioro cognitivo durante los 36 meses siguientes era tres veces más rápido en los que desarrollaron delirio que en los que no tenían la afección. Un metanálisis de 2020 de 23 estudios mostró que el delirio durante una estadía en el hospital se asoció con 2,3 veces más probabilidades de desarrollar demencia. Y el trabajo de un equipo de científicos brasileños mostró que, en un grupo de 309 personas con una edad promedio de 78 años, el 32% de los que desarrollaron delirio en el hospital progresaron a tener demencia, en comparación con solo el 16% de los que no lo hicieron.

Es más, cuanto más tiempo está delirando una persona, mayor es su riesgo de deterioro cognitivo posterior, según un estudio de 2013 del psicólogo James Jackson de la Universidad de Vanderbilt y sus colegas. El trabajo de Inouye, Jackson y otros investigadores encontró que lo contrario también era cierto: incluso después de controlar por edad, los síntomas de demencia existentes aumentaban las posibilidades de desarrollar delirio.

Causando confusión

Demencia
Los científicos han desarrollado tres hipótesis para explicar cómo el delirio puede provocar demencia (Shutterstock)

Los científicos aún no están de acuerdo si el vínculo entre el delirio y la demencia es fuerte solo en aquellos que de todos modos habrían desarrollado demencia, o si el delirio aumenta el riesgo de deterioro cognitivo incluso en individuos que no están predispuestos a él. Tampoco pueden decir con precisión de qué se trata el delirio que podría provocar demencia. Si los investigadores pudieran identificar estas conexiones, entonces quizás podrían evitar que el delirio se convierta en demencia. “No entendemos los mecanismos del delirio en absoluto, realmente no lo hacemos. Y no existe un manejo exitoso del delirio desde un punto de vista farmacéutico“, dice Price.

Los científicos han desarrollado tres hipótesis para explicar cómo el delirio puede provocar demencia. Una línea de pensamiento sostiene que una acumulación de basura celular tóxica en el cerebro podría causar delirio a corto plazo y provocar daños a largo plazo. El cuerpo generalmente elimina esta basura molecular a través del torrente sanguíneo y el sistema glifático, que es una red de canales llenos de líquido cefalorraquídeo. El daño a los vasos por un episodio agudo de delirio podría persistir y desencadenar demencia, o un cerebro que experimenta delirio podría volverse más propenso a problemas vasculares en el futuro.

El segundo sospechoso es la inflamación, que a menudo preocupa a las personas hospitalizadas por infecciones, dificultad respiratoria o enfermedad cardiovascular. La cirugía y las infecciones graves pueden provocar la acumulación de detritos celulares en el cerebro, lo que provoca más inflamación. Esta reacción a corto plazo, de manos a la obra, protege el cerebro porque elimina los desechos dañinos y la inflamación finalmente desaparece. Ese no es el caso de aquellos que desarrollan delirio, dice Inouye. La inflamación persistente puede desencadenar un episodio agudo de delirio y hacer que las neuronas y las células asociadas, como los astrocitos y la microglía, se deterioren y provoquen daños cognitivos.

La tercera idea es lo que se conoce como hipótesis del umbral. Alguien con demencia (incluso en las primeras etapas) tiene menos conexiones entre las neuronas y puede mostrar daños en el aislamiento que las envuelve y ayuda a transmitir señales, lo que se conoce como materia blanca. Esta pérdida despoja de las reservas neurológicas que ayudan a la persona a sobrellevar la inflamación o la infección, arrojándola al límite no solo hacia el delirio sino hacia una demencia más avanzada.

Aunque se desconoce la génesis del delirio y sus conexiones moleculares con la demencia, Inouye ha logrado encontrar una manera de reducir las tasas de delirio en el hospital. Creó un programa de estrategias simples conocido como HELP (Hospital Elder Life Program), que se enfoca en reducir la sedación, incluso durante la ventilación mecánica, prestando mucha atención a la nutrición e hidratación y asegurando la presencia de los familiares para ayudar a tranquilizar y orientar a los pacientes. Un metaanálisis de 2015 mostró que estos pasos redujeron el delirio en alrededor de un 40%. Los hospitales de los Estados Unidos comenzaron a instituir estos sencillos protocolos. Luego, el COVID-19 golpeó e hizo que esto fuera casi imposible.

Aumento de la demencia

Demencia COVID-19
Un estudio muestra que el 28% de los adultos mayores con COVID-19 tienen delirio cuando acuden al departamento de emergencias (Shutterstock)

Mientras Crosby soportaba el delirio inducido por el coronavirus en su habitación de Boston, Poloni estaba tratando a personas delirantes con COVID-19 en Lombardía, la zona cero de Italia para el coronavirus. Muchos de los pacientes de Poloni ya tenían demencia y, como muchos médicos, estaba atento a los síntomas comunes de las infecciones respiratorias, como fiebre, tos y dificultad para respirar. Pero algunos de sus pacientes no mostraron esos signos en absoluto. En cambio, en su mayoría se volvieron “aburridos y somnolientos”, indicó el experto. Otros se volvieron inquietos y agitados, todos signos de delirio. Fue tan prominente que Poloni argumentó que el delirio debería agregarse a los criterios de diagnóstico del virus. Inouye también ha hecho ese argumento, y está respaldado por un estudio que publicó el mes pasado que muestra que el 28% de los adultos mayores con COVID-19 tienen delirio cuando acuden al departamento de emergencias.

El alto número de personas que desarrollaron delirio de inmediato hizo que Inouye, Price y otros investigadores se preocuparan de que la pandemia pudiera provocar un aumento en los casos de demencia en las próximas décadas, además del aumento de casos como resultado del envejecimiento de la población. “¿Va a haber un aumento en la demencia de las personas que tuvieron COVID-19 durante la edad adulta o la mediana edad?”, pregunta Natalie Tronson, neuropsicóloga de la Universidad de Michigan en Ann Arbor. “¿Qué ocurrirá en las próximas décadas, a medida que la población envejezca más?”

Para comenzar a encontrar respuestas, institutos de todo el mundo han financiado una variedad de estudios sobre los efectos cognitivos a largo plazo de COVID-19, algunos de los cuales analizarán el delirio. En los Estados Unidos ya se está realizando un estudio que rastrea a las personas que han sido tratadas en el hospital por COVID-19, muchas de las cuales desarrollaron delirio durante su estadía. Este estudio medirá la función cognitiva y psiquiátrica en las personas que participan en un ensayo para evaluar la seguridad y eficacia de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus. Está previsto un estudio internacional para medir la prevalencia del delirio en personas con COVID-19 en UCI, así como para identificar factores que predicen resultados a largo plazo. Un estudio separado en Alemania y el Reino Unido también está rastreando los resultados neurocognitivos en personas con COVID-19 para determinar cómo el delirio afecta la función cerebral meses después. Otro proyecto de investigación dirigido por un equipo de la Universidad de Vanderbilt está buscando una alternativa a los sedantes de uso común, como las benzodiazepinas, que se sabe que aumentan el delirio. Los investigadores están probando un sedante llamado dexmedetomidina para ver si es una opción más segura para las personas hospitalizadas con COVID-19.

Inouye y Tronson esperan que la financiación de estos estudios a largo plazo conduzca a un interés científico continuo en la conexión entre el delirio y la demencia, y proporcione algunos conocimientos. “Creo que va a ser un poco aterrador y un poco esclarecedor, tanto sobre cómo la enfermedad afecta el riesgo de demencia, como sobre qué otros factores de protección genética y de estilo de vida también pueden influir en el riesgo”, dice Tronson. “Estamos aprendiendo rápido, pero todavía hay muchas cajas negras”.

SEGUÍ LEYENDO:

“Siento que tengo demencia”: la niebla mental es una epidemia entre los sobrevivientes de COVID-19

Por qué los pacientes con demencias en América Latina están más expuestos al COVID-19

Alzheimer y COVID-19: cómo la cuarentena deterioró los síntomas de los pacientes

Latest Posts

OTRA MUERTE POR COVID-19 Y 38 NUEVOS CASOS

En las últimas 24 horas se registró una nueva víctima fatal por coronavirus en Las Varillas. De esta manera, ya son 19 las personas...

Claudia Villafañe pierde territorio en la administración de los bienes de Miami

La aparición mediática de Matías Morla en TV Nostra, a cuatro meses y medio de la muerte de Diego Maradona, no solo tuvo un fuerte impacto en los medios de comunicación, también ocasionó un coletazo en la Justicia, que provocó un revés judicial en una causa que el Diez le había iniciado a su exesposa, Claudia Villafañe, respecto a la compra de seis departamentos en Miami, valuados en 6.237.000 dólares. Leer también: Matías Morla liquidó a Dalma y Gianinna Maradona "Como recibimos muchas puteadas por la aparición de Morla en este programa, digo que, de golpe, la aparición de Morla aceleró todas las causas", dijo Jorge Rial en su programa de América, dándole la palabra a Marina Calabró para que desarrolle la información. "Aceleró las causas locales y las causas en el exterior. La causa de miami, la famosa causa de los departamentos. La Justicia de la Florida hizo lugar al pedido de Mario Baudry, en representación de Dieguito Fernando, Jana y Diego Jr. para ser parte de la administraci..

Morena Rial reflexionó sobre su cuerpo mostrando sus cicatrices

Luego de su separación, la vida de Morena Rial dio un giro de 180 grados. Además de debutar como actriz en la obra teatral La Mentirita, se instaló con su hijo en Córdoba e hizo de esta provincia su nuevo hogar. En este contexto, Morena se muestra más segura que nunca a través de sus redes sociales. De hecho, en esta oportunidad posteó en Instagram una foto en bikini y, además de mostrar por primera vez sus "cicatrices", se refirió al intenso proceso de autoaceptación que aún hoy lleva adelante. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de ♡More Rial♡ (@moreerial) "Costó, pero sigo de pie que es lo importante... Me caí, me levanté, me limpié las heridas... Me quedaron cicatrices pero seguí. Me prometí que sería más fuerte y más feliz... Y no me fallé", escribió, orgullosa de sí misma. Antes de cerrar, les habló directamente a sus seguidores y les dedicó un significativo mensaje. "Si crees que puedes, entonces puedes. Sean muy felices", cerró, reflexiva. Fuente: ..

La impactante foto hot de Wanda Nara ¡y el tremendo vestidor!

Wanda Nara prendió fuego la red con una infartante imagen. La modelo posó sexy, con un elegante corpiño de encaje y una sencilla calza gris. Desde su cuenta de Instagram, la pareja de Mauro Icardi compartió un segmento de su deslumbrante vestidor con sus seguidores y seguidoras. Leer también: Morena Rial reflexionó sobre su cuerpo mostrando sus cicatrices “Dressing room” fue la frase que acompañó la modelo junto a la foto en su publicación. En el retrato se puede observar como la actriz desliza su sensualidad y expone un gran escote y su delgada cintura, logrando cautivar a miles de fanáticos y fanáticas. En poco tiempo, el posteo alcanzó los más de 388 mil “me gusta”. Además, la mediática recibió elogios de los más variados y en diferentes idiomas. Claro, Wanda es una celebridad de carácter internacional. “Very sexy lady”, “stupenda”, “te amo Wanda”, “sos Dios”, fueron sólo algunas de las expresiones de quienes admiran a la blonda. De todos modos, cabe destacar que el cuarto dest..

Te puede interesar

Aseguran que el fenómeno climático La Niña está en retirada y alcanzaría la neutralidad en junio

Lotes de soja afectados por la falta de precipitaciones. El ciclo de la oleaginosa estuvo afectado por el fenómeno climático La NiñaLa actual campaña agrícola atravesó momentos complejos por la falta de precipitaciones, a través del impacto que provocó el fenómeno climático “La Niña”, que afectó el ciclo de trigo y la siembra de soja. Ahora, los pronósticos son alentadores para lo que viene. En ese sentido, el referente climático de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), José Luis Aiello, señaló que “La Niña está en retirada y en junio alcanzaría su neutralidad” y agregó que es un buen panorama para la siembra de trigo, que debería tener lluvias normales. Fue a través del panorama semanal que presenta la Guía Estratégica para el Agro (Red Gea). En el Gobierno, a través del ministerio de Agricultura, hay un fuerte optimismo que la próxima campaña de trigo podría superar las 7 millones de hectáreas de siembra y una cosecha por encima de las 20 millones de toneladas. Consultores privados ..

Cuál es la acción argentina que brilla en Wall Street y sube más que el Bitcoin

La acción de Bioceres es la que más sube entre los ADR argentinos. (Reuters Photographer/)El 2021 todavía se desarrolla en terreno negativo para la mayoría de las acciones y los bonos de la Argentina. Así como se mantienen en pie las dudas sobre sobre la fortaleza del rebote de la economía, con una segunda ola de contagios de COVID-19, la misma incertidumbre se traslada a los activos financieros que se operan en la Bolsa local y el exterior. En este aspecto, hay un título que destaca: el de la firma biotecnológica Bioceres, cuya acción acumula una ganancia del 123% en Wall Street en lo que va del año. Este jueves avanzó un 19,4% a 13,87 dólares. Para graficar este ascenso, puede decirse que el título de Bioceres sube más que el Bitcoin, una apuesta sin dudas ganadora en este 2021, cuya cotización -con altibajos y amplia volatilidad- gana cerca de 100 por ciento, hoy en los 57.800 dólares. El ADR de Bioceres duplicó su valor en Wall Street en lo transcurrido de 2021 Bioceres Crop Soluti..

Cafiero: “Está permitido que las provincias y los privados compren vacunas”

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que la compra de vacunas no está permitida únicamente para el Gobierno nacional. “Tanto las provincias como la ciudad de Buenos Aires pueden comprar vacunas por su cuenta y lo mismo que los privados. Eso no está prohibido en la Argentina", dijo. El funcionario nacional reafirmó que en la ley de vacunas "está muy claro" que no es el Gobierno nacional el que debe comprarlas, sino que, "cualquiera que salga hoy al mercado puede hacerlo y las va a conseguir”. Sin embargo, Cafiero indicó que, “con el nivel de escasez que hay, estas son las vacunas que se están consiguiendo. Cualquiera que salga al mercado a comprar las va a conseguir para vaya a saber qué mes”. Qué dice la ley de vacunas El Gobierno nacional promulgó en noviembre la Ley 27.573 que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el coronavirus, en el marco de la emergencia sanita..

AFIP renovó facilidades para el pago de deudas de Ganancias y Bienes Personales

La AFIP renovó el plazo del plan de facilidades de pago por deudas del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales hasta el 30 de septiembre inclusive. Lo hizo a través de la resolución general 4959/202, publicada este jueves en el Boletín Oficial. De esta forma, la regularización se podrá realizar hasta en tres cuotas, con un pago a cuenta del 25 por ciento. La norma recordó además que la aplicación de este plan no está condicionada al cumplimiento que tiene el contribuyente. Leer también: AFIP extendió la vigencia del régimen de facilidades de pago La resolución precisa que "con carácter de excepción y hasta el 30 de septiembre de 2021, inclusive, las obligaciones del impuesto a las ganancias y del impuesto sobre los bienes personales de los contribuyentes y/o responsables se podrán regularizar en los términos de la Resolución General 4.057, sus modificatorias y sus complementarias, en hasta tres cuotas, con un pago a cuenta del 25 por ciento y a la tasa de financiamiento previst..

La odisea de un santafesino en Bariloche: “Me amenazaron de muerte. Fue terrorismo puro”

Un grupo de manifestantes cortó la ruta 40 en la zona de Bariloche impidiendo, entre otras cosas, el paso de una familia santafesina que debía llegar al aeropuerto para emprender el regreso de sus vacaciones. Juan Pablo Carrizo trató de dialogar con los manifestantes que reaccionaron golpeándolo. En diálogo con Mañana OH! por Cadena OH! Carrizo, quien al momento de los hechos, se encontraba con su mujer y sus dos hijos pequeños, relató que “teníamos que ir a la ciudad de Bariloche y después al aeropuerto, estaba el corte de esta gente y la policía me paró tres kilómetros antes y me avisaron del corte, llegué al lugar para hablar con la gente y les expliqué mi situación y que no tenía dinero para quedarme más días”. Leer también: Villa Mascardi: tras cuatro horas, la Justicia logró entrar a un terreno tomado por mapuches “Estábamos hablando bien, y de la nada uno, Juan Pablo Koigán, me pega una piña. Eran como 30, con boleadoras y sabemos que están armados. Me pegó y no me quedó otra..